La traducción al español de mi entrevista para DIRECTA: ‘Syriza está hundiendo y perdiendo el apoyo popular’

https://alleajactaestesp.wordpress.com/2016/02/04/stavros-mavroudeas-syriza-esta-hundiendo-y-perdiendo-el-apoyo-popular/

Stavros Mavroudeas: “Syriza está hundiendo y perdiendo el apoyo popular”

Stavros Mavroudeas estudió en la Universidad de Atenas, continuó sus estudios en la SOAS-Universidad de Londres y finalmente se doctoró en la Birkbeck College (Inglaterra). Actualmente trabaja como profesor de economía política en la Universidad de Macedonia, en Tesalónica. Es autor de varios libros y se considera una persona activa a la izquierda. Ha aparecido en algunos programas de televisión representando el Frente Anticapitalista de la Izquierda-Cooperación para el Derribo (Antarsya), con quien asegura simpatizar.

La victoria de Syriza de hace un año fue un hecho esperanzador para la izquierda europea, ¿también por la izquierda griega?

Primero hay que distinguir entre la gente que está organizada y la gente que simplemente pertenece a la izquierda. Para la mayoría de fuerzas organizadas Syriza no era una esperanza. Esto se relaciona con sus orígenes, que vienen del eurocomunismo, pero también con los conocidos vínculos con el establishment. Para la mayoría de gente que pertenece a la izquierda, en cambio, inmersos en medio de una crisis, con pobreza, y con un gobierno muy autoritario, Syriza se ve de otra manera.

La posibilidad de que alivie las políticas de austeridad y el autoritarismo del momento se convertía en una esperanza. Ahora bien, en el momento en el que Syriza rompe sus promesas abiertamente y se rinde ante la UE empieza a perder progresivamente el apoyo de la gente común de la izquierda. Esto en gran medida pasó en las últimas elecciones en la que no se presentaba como una fuerza antiausteridad sino como un mal menor ante el Pasok.

En relación al programa económico de Syriza, vemos que sus posicionamientos respecto al euro y la deuda han variado. ¿Por qué?

Para entenderlo hay que ver qué es Syriza. No es el típico partido de la izquierda. Es como una galaxia de pequeños grupos, con sus propios líderes y con sus vínculos con la sociedad, que representan unos intereses particulares.Por este motivo nunca ha podido tener un programa económico coherente.

Comenzó diciendo en el 2012 “quizás pensamos en la posibilidad de deshacernos del euro”, intentando seducir a la izquierda. Por el contrario, a medida que se acercaba al poder sabía que esto era una línea roja para la burguesía griega, por lo que olvidó la idea de romper con el euro y hablaba de frenar las políticas de austeridad en la UE y la eurozona. Cuando irrumpió en el poder jugó la carta de negociar fuertemente con la UE. Finalmente rendirse dejando claro que no había otra camino que el de implementar los programas de austeridad, lo mismo que decían los gobiernos anteriores. Por lo tanto Syriza se ha renovado y ha aparecido como un gerente más leve de las políticas de austeridad que la Troika.

Así, ¿Syriza tiene una vínculos muy claros con el capital?

Clarísimos. Ahora es evidente. Un año antes no lo era tanto. La burguesía griega está dividida en varias fracciones, ahora bien, hay una gran división entra el gran capital. Por un lado, están los llamados “nuevos grupos emergentes” que crecen a finales de los ochenta ya principios de los noventa bajo la administración de Costas Simitis (Pasok) y después con Nueva Democracia. Por el otro los antiguos benefactores de la administración de Andreas Papandreou (Pasok) que se convirtieron nos los perdedores con el ascenso de los nuevos. Todas las fracciones del capital, al principio de forma encubierta, han apoyado Syriza. Una vez Syriza fue escogida, la otra fracción está jugando un juego de choque-y-negociación con Syriza también.

¿Es Syriza el ejemplo que en el capitalismo de hoy no puede estar entre dos aguas?

Sí, representa el fracaso de la idea de que se puede democratizar la Unión Europea (UE). La UE no es más que la unión de los capitales europeos de los países dominantes. Son los países del euro-centro los que imponen sus propios intereses y prerrogativas al resto, a los capitales más débiles ya la gente, evidentemente.

El economista Stavros Mavroudeas en Atenas / Helena Vázquez

 

En un artículo reciente en The Guardian, Costas Lapavitsas, ex miembro de Syriza y ahora el cerebro del programa económico de LAE (Laiki Enotita), parece ser bastante indulgente con Syriza. Explica que el gran problema del partido fue no saber desafiar el euro.

Este es también el gran problema de Costas, y debería haberlo sabido mejor desde el principio y no promover y apoyar Syriza como lo hizo.

¿Él lo sabía?

Claro que lo sabía. Si no era consciente entonces hubiera tenido que mantenerse al margen. Si estuviera en su posición, hubiera apoyado Syriza y hubiera contribuido a llevarla al poder entonces lo mínimo que podría hacer es pedir perdón y ofrecer mi autocrítica, algo que no he visto por parte de en Costas.

Hablando de él, en tus trabajos has sido muy crítico con las posiciones post-keynesianas y marcho-keynesianas a la hora de resolver el dilema de la UE y la UEM (Unión Económica y Monetaria).

Ha habido un debate muy fuerte, vigente hoy en día, dentro del espectro económico de la izquierda griega. Están los que, yo incluido desde un punto de vista marxista esgrimimos que la UE no puede rectificarse y que, por tanto, consideramos que la izquierda ha trabajar para que Grecia deje la UE. En segundo lugar, están los que dicen que debemos mantenernos en la UE pero salir de la UEM, como en Costas. Finalmente están los que defienden mantenernos en la UE pero cambiar sus políticas de austeridad.

Las dos últimas corrientes se integraron dentro de Syriza y las dos fallaron, incluso las que veían una salida de la UEM a través de un divorcio consensuado. ¡No se puede acordar de común acuerdo un divorcio con Wolfgang Schäuble! Sólo podrá darse en sus propios y “bárbaros” términos. Creo que por la izquierda de hoy es bastante claro, tiene que batallar por una salida completa de la UE.

Stavros Mavroudeas durante la entrevista en Atenas/ Helena Vázquez

 

¿Entre las dos últimas corrientes que han participado en Syriza y las que no se esconde una forma particular de entender la crisis?

Las dos corrientes que he explicado que han participado dentro de Syriza entienden la crisis como una crisis de la deuda. Esto sería debido o bien un déficit fiscal inviable o un déficit comercial igualmente inviable. Los dos fenómenos llevarían a un déficit por cuenta corriente. Estas serían las posiciones keynesianas, post-keynesianas o Marcho-keynesianas. Por otro lado, la corriente que pospone salir de la UE sigue una perspectiva marxista.Defiende que la deuda es una consecuencia y no una causa de la crisis tiene unas raíces más profundas que se encuentran en la esfera productiva. Estas cuestiones son las que luego se reflejan en las finanzas públicas. Es decir, los problemas de la economía real rebotan en las finanzas públicas y la deuda externa. Por el contrario, las otras dos corrientes dicen que no hay problemas en la estructura productiva, por esta razón no tocan el mercado común.

“Creo que Varoufakis es demasiado errático para ser marxista”

Detrás de cómo entendemos el funcionamiento del capitalismo hay una forma particular de intuir cómo se debe reorganizar la producción para que sea democrática. No veo una preocupación excesiva por parte de Lapavitsas a la hora de pensar en el potencial transformador de una salida del euro.

En Costas ha abandonado realmente el marxismo y se ha trasladado al post-keynesianismo. Ha propuesto su propio plan para salvar la economía griega alrededor de salir de la UEM. Este plan no dice nada, no concreta, sobre la reestructuración de la esfera productiva de la economía. Además, sugiere muchas cosas, incluso habla de socialismo. Pero nunca muestra cómo su plan conduce a una transición socialista. De hecho, cuando habla de socialismo (y rara vez lo hace) lo ve como algo en el futuro a muy largo plazo sin ningún vínculo coherente a su plan. Pero, como dijo John Maynard Keynes, en “el largo plazo todos estaremos muertos” …

Y ahora le toca a Yanis Varoufakis … merece la etiqueta de marxista errático?

Creo que Varoufakis es demasiado errático para ser marxista.

¿Cuál es su posición en Grecia?

Él viene de Giorgos Papandreu Pasok. Fue asesor del gobierno que llevó la Troika a Grecia. Por supuesto que él lo dejó en ese momento y fue a Syriza. Varoufakis es keynesiano, pero no de una forma clara. Él no tiene una teoría, ni siquiera un análisis coherente. Predica el “agnosticismo radical”, que en realidad significa que no necesitamos una teoría; sólo un análisis coyuntural .Esto le lleva a decir muchas cosas que se contradicen entre sí con mucha facilidad. En Grecia ahora es una cosa del pasado.

Mavroudeas es profesor de economía en la Universidad de Macedonia, en Tesalónica / Helena Vázquez

Pero ha impulsado este “Plan B” a escala europea.

Se estará moviendo en el extranjero pero en Grecia ha perdido toda credibilidad.

¿Qué piensas de esta propuesta?

Hay un intento por Jean-Luc Mélenchon, Stefano Fassina y Oskar Lafontaine para crear un movimiento en el ámbito europeo que aglutine a los euroescépticos de la izquierda, permítanme decir así. Ellos se muestran escépticos sobre la integración europea, pero creen que puede ser democratizada. No entienden que la UE es una estructura reaccionaria que no puede ser reformada sino sólo destruida; y esta es la tarea de la izquierda.

Para terminar, ¿perspectivas a corto plazo y opciones para la izquierda?

Por ahora Syriza está hundiendo rápidamente y está perdiendo el apoyo popular. Al mismo tiempo, un bloque neoliberal coherente se está construyendo alrededor de Nueva Democracia. Este bloque presiona a la capitulada Syriza para moverla aún más a la derecha, para salvarse su piel acomodando la burguesía y la UE. Esto quiere decir que el espectro político oficial se está moviendo rápidamente hacia la derecha. Asimismo, la sociedad está polarizando rápidamente entre ricos y pobres. Esto lleva a una enorme discrepancia entre la representación política y la estructura social. Esto deja espacio para la izquierda, la verdadera izquierda. La izquierda debe avanzar audazmente para ofrecer a la gente trabajadora una propuesta política y “propopular”: salir de la UE por completo y reestructurar la economía griega para avanzar hacia el socialismo.

Puedes encontrar la versión traducida al inglés aquí

 

Σχολιάστε

Εισάγετε τα παρακάτω στοιχεία ή επιλέξτε ένα εικονίδιο για να συνδεθείτε:

Λογότυπο WordPress.com

Σχολιάζετε χρησιμοποιώντας τον λογαριασμό WordPress.com. Αποσύνδεση / Αλλαγή )

Φωτογραφία Twitter

Σχολιάζετε χρησιμοποιώντας τον λογαριασμό Twitter. Αποσύνδεση / Αλλαγή )

Φωτογραφία Facebook

Σχολιάζετε χρησιμοποιώντας τον λογαριασμό Facebook. Αποσύνδεση / Αλλαγή )

Φωτογραφία Google+

Σχολιάζετε χρησιμοποιώντας τον λογαριασμό Google+. Αποσύνδεση / Αλλαγή )

Σύνδεση με %s